La parroquia de Jesús del Monte, también conocida como Señor de Chalma, se ubica en San Francisco del Rincón y fue erigida un 28 de abril de 1967. Pastoralmente se ubica en el Decanato de San Pedro y en la Zona I “Inmaculada Concepción”. Colinda con las parroquias de Señor de la Buena Muerte, Nuestra Señora de la Candelaria y Señor de la Expiración.

Las personas de esta comunidad son muy cálidas y muy sencillas. Se tiene una población aproximada de 11,500 personas. Comprenden 24 comunidades. Son 4 zonas pastorales. Esta parroquia en su mayoría pertenece a San Francisco del Rincón, León y Romita.

SEÑOR DE CHALMA

La parroquia está dedicada al Señor de Chalma. Cuenta que el Señor de Chalma, Crucifijo que preside el Templo Parroquial, fue encontrado por unas personas. La imagen está hecha de pasta de maíz y tiene entre 250 y 200 años de existencia. Cuenta que al encontrarla, algo deteriorada, se las presentaron a unos restauradores que pasaban por la comunidad y se ofrecieron a repararla. Cuando la gente los buscó para darles su pagó, estos ya se habían ido. Años más tarde el Cristo se cayó y se le quebró su cabecita. La gente asustada solo pegó la cabecita al cuerpo. Se le tiene por milagrosa. Mucha gente que ha emigrado a los Estados Unidos le tiene mucha fe.

Además de la devoción al Señor de Chalma, la comunidad tiene las devociones a San Miguel Arcángel, San José, Sagrado Corazón de Jesús, Nuestra Señora de Guadalupe, Nuestra Madre Santísima de la Luz, Nuestra Señora del Rayo, La Asunción y el Corazón Inmaculado de María.

Actualmente la comunidad es atendida por el Sr. Cura Rafael Macías Frausto quien se encuentra acompañado por el Diácono Juan Manuel Méndez Bárcenas, que dicho sea de paso es la primera vez que esta comunidad cuenta con un Diácono.

COVID – 19

Durante la pandemia con mucho dolor la comunidad parroquial tuvo que seguir las medidas sanitarias. Se abrió una cuenta de Facebook para transmitir la Misa. Algunas personas se acercaban al jardín a hacer oración y escuchar la Misa.

El Padre Rafa nos da el siguiente mensaje: “Que la alegría del Señor de Chalma se muestre en su gente. La gente tiene situaciones difíciles, en Estados Unidos solamente ellos saben lo que están viviendo allá para hacer su patrimonio acá en su comunidad. El mensaje que yo les doy es que tengamos mucha esperanza en estos tiempos difíciles. Es ahora cuando más se debe de manifestar la esperanza. La gente busca a Dios y eso llena de esperanza. Nunca pierdan su fe y no permitan que nada ni nadie les arrebate esa fe tan linda que tienen. Sigan con su fe muy arraigada, con sus bonitas tradiciones. Somos una familia, somos la familia de Dios. Sigamos adelante con nuestra fe y con el amor a Jesús y a María. Que Dios les de paz en el corazón a ustedes y a toda su familia”.