La tarde del pasado 26 de mayo, la comunidad del Oratorio de San Felipe Neri en la ciudad de León se reunió para celebrar la fiesta en honor de San Felipe Neri, en solemne ceremonia presidida por Monseñor Alfonso Cortés, Arzobispo de León.

Monseñor Alfonso resaltó el hecho de la santidad: “Celebrar la memoria de un santo es celebrar el amor de Dios, la misericordia de Dios para cada uno de nosotros. La santidad no es más que el amor misericordioso de un padre que ha educado el corazón de un hijo, y ese hijo ha respondido en su vida a ese amor y lo ha encarnado en sí mismo.

Esa es la santidad, la presencia de Dios, de la Trinidad Santa en nuestro corazón. Celebrar a Felipe es glorificar a Dios en su bondad, pidamos a Dios que nos eduque también a nosotros para que respondamos a esa bondad infinita”.

El Padre Juan agradeció la visita de Don Alfonso de esta manera: Muchas gracias porque como padre nos ha dado una palabra, una palabra que llena nuestra vida y nuestra alma. Invoco al amor de Dios, por intercesión de nuestro santo Padre Felipe Neri, rezando: Ven amable luz divina, danos valor y confianza… bendiciones para usted Señor.