La tarde del día 25, los grupos pro vida de la diócesis de León se presentaron en peregrinación a los pies de la imagen de la Madre Santísima de la Luz, encabezados por el Padre Hugo Landeros, responsable de la Dimensión de vida.

La peregrinación dio inicio con la procesión, el rezo del santo rosario, y concluyó con la celebración de la Santa Misa, presidida por el Padre Hugo y concelebrada por el Padre Ramón López Aranda MNM y el Padre Hugo Pérez, vicario de Catedral.

TIEMPOS DE MANIPULACIÓN

En su mensaje, el Padre Hugo pidió a los miembros de los grupos recordar la importancia de la oración y los sacramentos: “vivimos en un tiempo en que fácilmente se manipula a las masas. En que fácilmente las falacias, las premisas equivocadas convencen a la gente. Aquí vemos un panorama en que todos estamos llamados a trabajar en favor de la vida.

Vivimos una crisis de razón, en donde pareciera que la verdad ya no existe, que nuestro intelecto ya no se tiene que adecuar a la realidad, sino que la realidad se tiene que adecuar a nuestro intelecto”.

Reconoció la necesidad de formación: “tener deseo de verdad, de transmitir esta verdad a las personas”.

Concluyó exhortando a permanecer fuertes en la lucha: “La fe es la capacidad de soportar todas las pruebas de la vida, todos estamos en ese caminar, siempre va a haber problemas, pero debemos ser siempre conscientes de que nuestro Señor siempre está con nosotros, de que nuestra Madre Santísima de la Luz, siempre va a estar con nosotros también”.