¿Qué es el síndrome de burnout?

¿Qué es el síndrome de burnout?

Cáritas.

El síndrome de burnout o síndrome del trabajador quemado hace referencia que se vuelve crónico al estrés laboral. Este se manifiesta a través de un estado de agotamiento físico y mental que se prolonga con el tiempo y llega a alterar la personalidad y autoestima del trabajador.

Este se llega a presentar mayormente en aquellos puestos de trabajo relacionados con atención a terceros como son los docentes, atención al cliente, call centers, así como personal sanitario (doctores, enfermeras, asistentes y psicólogos).

El síndrome de burnout se incluye ente los principales problemas de salud mental y en la antesala de muchas de las patologías psíquicas derivadas de un escaso control y la carencia de prevención primaria de este síndrome según informa la OMS (Organización Mundial de la Salud).

SIGNOS Y SINTOMAS

Síntomas físicos: dolores de cabeza, de estómago o problemas intestinales, así también como pérdida de peso/aumento de peso, manchas en la piel ya sean blancas o cafés, salpullido (acné) irritación en la piel, pérdida de cabello, tensión muscular, mareos, problemas cardiovasculares, dolor y rigidez muscular.

Agotamiento emocional: incapacidad de hacer frente al trabajo, personas agotadas (mucho sueño) a menudo les falta energía para hacer su trabajo, sensibilidad a la crítica, alteraciones del apetito sexual, desmotivación y cambios de estado de ánimo.

Rendimiento reducido: Negativos sobre las tareas, dificultad para concentrarse y a menudo carecen de creatividad.

TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN

Equilibrio de tareas vitales; familia, amigos, aficiones, descanso, trabajo. Fomento de una buena atmósfera de equipo: espacios comunes, objetivos comunes y limitar la agenda laboral. Evitar darle varias tareas al mismo tiempo ya que disminuye la capacidad de concentración.

Pedir ayuda cuando el nivel de estrés sobrepasa a la persona, cuando hay repercusiones en la salud o síntomas de depresión o ataques de ansiedad, hay que acudir con un especialista.

Juntos enfrentemos los nuevos retos

Juntos enfrentemos los nuevos retos

Llegamos al mes de noviembre, mes del Encuentro Eclesial Diocesano. El próximo sábado 27, la Iglesia Diocesana vivirá su Encuentro de Diálogo del cual ya hemos participado a través del Encuentro Parroquial, de Decanato y de Zona Pastoral. Entrevistamos al Padre Juan Felipe Vallejo Sánchez, Secretario de la Vicaría de Pastoral, para que nos diera más detalles y esto gentilmente nos contestó:

¿Cómo prepararnos para participar en el próximo Encuentro Eclesial Diocesano?

A través de las plataformas digitales con las que cuenta nuestra Arquidiócesis y también con cada una de las páginas electrónicas de nuestras parroquias, así podremos enlazarnos para participar de forma virtual en este encuentro Eclesial. Se podrá participar, no solamente escuchando, sino sobre todo, en el momento concreto poder hacer alguna sugerencia o comentario. Puesto que la plataforma que vamos a utilizar está diseñada para que todos los espectadores y participantes puedan hacerlo de forma oportuna. También pediríamos a los párrocos, que de una forma conveniente, pudieran invitar al resto de su feligresía a participar del Encuentro Eclesial Diocesano compartiendo la liga electrónica o el link correspondiente para que ellos, desde sus casas y hogares nos puedan seguir.

¿Qué objetivos pretendemos con el Encuentro Eclesial Diocesano?

Primero, en el Espíritu del Sínodo convocado por el Santo Padre Francisco, pretendemos que esta Iglesia particular que peregrina en León, realice también ella esta experiencia de Encuentro, de Escucha, de Dialogo y de Comunión. Buscando así, nuevos caminos para que nuestra Iglesia pueda enfrentar los nuevos desafíos ante esta realidad. Que logremos, como dicen los obispos mexicanos, soñar juntos con una mejor Iglesia, una mejor sociedad.

Segundo, reforzar las acciones pastorales contenidas en nuestro Plan Diocesano de Pastoral y confrontarlas con la nueva realidad que se nos presenta ahora. Y estas mismas realidades pastorales, ponerlas en las mesas de diálogo para ver si son las más oportunas o si tendremos que asumir otras nuevas.

Tercero, que como Arquidiócesis entreguemos nuestra aportación a nuestra Provincia Eclesial del Bajío, y a través de ella a toda la nación. Que se escuche nuestra voz, que se comparta nuestra experiencia en el próximo Encuentro Eclesial de México que celebraremos en abril del año próximo.

¿Cuál sería el programa del Encuentro Eclesial Diocesano?

Básicamente tendremos la intervención especial de nuestro Arzobispo Alfonso Cortés que dará una conferencia en el espíritu de la Sinodalidad. Nos motivará y ayudará a entender esta experiencia pastoral. Pero lo más importante del Encuentro Diocesano, será el momento de diálogo que realizaremos por grupos y que consistirá en analizar toda nuestra realidad, hacer nuevas propuestas, manifestar que otras cosas nos urgen en la Arquidiócesis para que se realice verdaderamente la Sinodalidad. Manifestar quizá realidades que no hemos contemplado, proponer nuevos caminos, nuevas estrategias ante estos nuevos desafíos.

El fraude de los psíquicos en los medios masivos

El fraude de los psíquicos en los medios masivos

Desde hace tiempo se han hecho populares en todos los países y por todos los medios, tanto en televisión abierta, como en radio, prensa escrita e internet, los programas y espacios dedicados a los psíquicos y otros personajes que pretenden encontrar respuestas a los fenómenos personales y de la naturaleza a través de medios más o menos supersticiosos.  

En España incluso se creó el término “Telebasura”, para referirse a este género en que se incluyen entre otros: adivinos, esoteristas, expertos en horóscopos y otros personajes. Entrevistamos al Conductor de televisión y periodista Juan Gabo González, sobre este tema y estos fue lo que nos respondió.

Juan Gabo González: Primero, no tiene base científica. Segundo, alimentan su “diagnóstico” de la propia información que el cliente les provee. Tiene amplísima habilidad mental y verbal, al grado de crear confiabilidad en la mayoría de los incautos. Es parte del perfil.

Gaudium: ¿Porque tantos incautos?  ¿De dónde la fascinación por estos fraudes?

JGG: El perfil del cliente tiene qué ver. Nace de una baja autoestima y profunda inseguridad.

G: ¿no hay una falta de ética en los medios en permitir o dar espacio a charlatanes como estos?

JGG: No lo consideran poco ético porque no cuadra en su ética.  Forma parte ya de la industria del entretenimiento. Y si deja dinero, es porque hay mercado

G: o sea… ¿ellos están conscientes que es una broma… pero le dan espacio porque es problema del cliente creerlo o no creerlo?

JGG: Para la industria no hay moral, sólo mercado. E insisto, es la pauta para recibir dinero, para publicitar lo que quieran mientras lo paguen. Es un principio de la mercadotecnia: si inviertes, ganas.

Astrología y esoterismo ¿tienen algo de verdad?

Astrología y esoterismo ¿tienen algo de verdad?

En estos últimos tiempos, veremos que es algo común el que las personas estén preocupadas por conocer qué es lo que va a suceder en el futuro, al igual que en tiempos antiguos. El tiempo pasa, el mundo evoluciona, y algunas creencias y supersticiones permanecen. Esto lleva a no pocas personas a creer que estamos predestinados por el movimiento de los astros. Pero el tener este tipo de creencias que son incompatibles con la fe y la naturaleza humana, puede llevar a disminuir la calidad de vida y las relaciones interpresonales.

 

Veamos algunos puntos importantes:

Diferencia entre la astrología y la astronomía. La astronomía es una ciencia que estudia las leyes del universo. Es decir, esta ciencia trata lo que se refieren a la parte física de los astros como el tamaño, la posición, la ubicación, etc. En la actualidad, por ejemplo, con la misión de “Perseverance” en Marte ha despertado bastante curiosidad científica acerca de los astros y las leyes del universo. Por otro lado la astrología es una creencia pseudocientífica que “pretende conocer y predecir el destino de los hombres y pronosticar los sucesos terrestres” (RAE). En pocas palabras, diremos que la astronomía es algo serio, una ciencia, mientras que la astrología es una farsa disfrazada de ciencia.

 

ESOTERISMO

Esta palabra, dice relación a lo que está oculto a los sentidos e incluso a la ciencia. Esta relacionado con prácticas de magia, alquimia y astrología que no se basan en experimentación científica (Oxford Languages). Este recurso, en la historia de la humanidad, ha sido utilizado para infundir miedo, o revestirse de poder avalado por entidades sobrenaturales que causan asombro y a la vez, reverencia.

 

RELACIÓN ENTRE ASTROLOGÍA Y ESOTERISMO

Como podemos ver, la astrología y el esoterismo se relacionan estrechamente, pues ambos se usan para provocar en las personas un sentimiento de certeza y veracidad de acontecimientos que en primera instancia resultan inexplicables.

 

IMPLICACIONES FILOSÓFICAS Y TEOLÓGICAS

Para una persona, puede resultar insignificante este tipo de creencias, y probablemente resulte algo “inocente” creer en el horóscopo. Y es que se creen determinados por los astros, suponiendo que el futuro ya está dicho, y no hay posibilidad de escapar de él. Esto, resulta contraproducente ante la filosofía y la teología, pues implica la supresión de la libertad y la voluntad, facultades fundamentales del ser humano, sin las  cuales, no se puede considerar como tal. Por otro lado, la teología distingue fundamental la opción del ser humano  que, según su propia decisión, se acercará a la gracia, o se alejará de ella, no determinado por nada ni nadie, pues Dios, que dio al hombre el regalo de la libertad, no se puede contradecir a sí mismo. Cada ser humano como hijo de Dios, por sus acciones decide su propio destino.

 

NEGOCIO VITUPERABLE

Cuando vemos alguna película de la Edad Media, nos quedamos sorprendidos cómo era posible que se creyera en brujas y hechiceros, artes adivinatorias y magia. En realidad, ahora sucede lo mismo, sólo que ahora los brujos actuales se hacen llamar “maestros”, ya no están vestidos de túnicas negras y gorros de pico, sino que ahora usan corbata. Ya no usan la escoba sino que se pasean en vehículo de motor. Ya no usan bolas de cristal sino los medios de comunicación como la televisión, la radio, el internet y las redes sociales. Ya no quieren el poder de un reino sino que cobran en pesos, y bastante caro. Se aprovechan de la angustia de la gente, a quienes son capaces hasta de engañar diciendo que hacen trabajos “garantizados”. Son capaces de hacer que las personas que acuden a ellos, se endroguen con cientos de miles de pesos con tal de tener remedio a sus enfermedades o males que los aquejan.

 

PROVOCAN CONFRONTAMIENTO

Si una persona acude a un brujo moderno, éste le pedirá su nombre y fecha de nacimiento; otros más, les pedirán una fotografía y en base a eso, desacreditarán a personas que les rodean diciendo que “alguien” le tiene mala voluntad, que es “una señora” de “tez morena” de “edad avanzada” quien le ha mandado hacer un “trabajo” y que la tiene “atada”. Todo mundo está rodeada de personas de estas características y estas adivinaciones llevan a pensar en la suegra, la vecina, la amiga, etc., a quienes luego se les señala de todos los males y les lleva al confrontamiento. Para liberarles de ese trabajo, les pedirán primero una cantidad económica, luego otra más fuerte y después una cantidad exorbitante que no podrán pagar. Algunos hasta les pedirán escrituras de la casa o los papeles del vehículo.

 

VERDADERAS PREDICCIONES

Nosotros podremos ver en la Sagrada Escritura, que existieron en su momento, los Profetas, que eran aquellos que predecían el futuro de acuerdo a un proyecto de salvación divina, y que sus predicciones se cumplían. Sin embargo, tales profecías no se decían a nombre propio ni por negocio, sino por disposición divina y distinguían muy bien cuando hablaban a nombre propio, y cuando lo hacían a nombre de Dios. La prueba de su autenticidad,  era el cumplimiento de sus profecías. No se descartan tampoco, los falsos profetas, como por ejemplo los profetas de Baal a quienes retó el profeta Elías para que demostraran que eran auténticos profetas, y éstos fallaron.

 

DIOS NO VIVE EN EL TIEMPO

El ser humano está limitado porque vive en el espacio y el tiempo; no así Dios quien vive en la eternidad. Él lo conoce todo, pero con el ingrediente de que conoce lo que el ser humano hará o dejará de hacer libremente. De ahí que Dios, puede comunicar lo que Él quiere. Así lo hizo con los profetas, y la máxima revelación, se hizo por su Hijo Jesucristo. Después de él ya no hay más revelaciones.

 

LA MAGIA O ADIVINACIÓN ACTUAL

La magia se puede seguir haciendo presente y algunas personas dirán que es “magia blanca” distinta de la “magia negra”; en realidad, todo tipo de magia, evocación de los muertos o adivinación, está influenciada por algo maligno que no corresponde a la naturaleza humana. Nuestras decisiones no están predeterminadas. Actuamos siempre con libertad; no somos juguetes de nadie.

 

QUÉ HACER SI HE CONSULTADO ADIVINOS

Si Usted ha caído en el error de consultar adivinos, mandar hacer “trabajos”, cree en los horóscopos, o practica o cree en la magia, es tiempo de hacer una sanación, pues no se obra conforme a la razón ni a su naturaleza. Se le da el lugar de Dios a otras cosas, creencias o personas que desfiguran la auténtica fe.