Astrología y esoterismo ¿tienen algo de verdad?

Astrología y esoterismo ¿tienen algo de verdad?

En estos últimos tiempos, veremos que es algo común el que las personas estén preocupadas por conocer qué es lo que va a suceder en el futuro, al igual que en tiempos antiguos. El tiempo pasa, el mundo evoluciona, y algunas creencias y supersticiones permanecen. Esto lleva a no pocas personas a creer que estamos predestinados por el movimiento de los astros. Pero el tener este tipo de creencias que son incompatibles con la fe y la naturaleza humana, puede llevar a disminuir la calidad de vida y las relaciones interpresonales.

 

Veamos algunos puntos importantes:

Diferencia entre la astrología y la astronomía. La astronomía es una ciencia que estudia las leyes del universo. Es decir, esta ciencia trata lo que se refieren a la parte física de los astros como el tamaño, la posición, la ubicación, etc. En la actualidad, por ejemplo, con la misión de “Perseverance” en Marte ha despertado bastante curiosidad científica acerca de los astros y las leyes del universo. Por otro lado la astrología es una creencia pseudocientífica que “pretende conocer y predecir el destino de los hombres y pronosticar los sucesos terrestres” (RAE). En pocas palabras, diremos que la astronomía es algo serio, una ciencia, mientras que la astrología es una farsa disfrazada de ciencia.

 

ESOTERISMO

Esta palabra, dice relación a lo que está oculto a los sentidos e incluso a la ciencia. Esta relacionado con prácticas de magia, alquimia y astrología que no se basan en experimentación científica (Oxford Languages). Este recurso, en la historia de la humanidad, ha sido utilizado para infundir miedo, o revestirse de poder avalado por entidades sobrenaturales que causan asombro y a la vez, reverencia.

 

RELACIÓN ENTRE ASTROLOGÍA Y ESOTERISMO

Como podemos ver, la astrología y el esoterismo se relacionan estrechamente, pues ambos se usan para provocar en las personas un sentimiento de certeza y veracidad de acontecimientos que en primera instancia resultan inexplicables.

 

IMPLICACIONES FILOSÓFICAS Y TEOLÓGICAS

Para una persona, puede resultar insignificante este tipo de creencias, y probablemente resulte algo “inocente” creer en el horóscopo. Y es que se creen determinados por los astros, suponiendo que el futuro ya está dicho, y no hay posibilidad de escapar de él. Esto, resulta contraproducente ante la filosofía y la teología, pues implica la supresión de la libertad y la voluntad, facultades fundamentales del ser humano, sin las  cuales, no se puede considerar como tal. Por otro lado, la teología distingue fundamental la opción del ser humano  que, según su propia decisión, se acercará a la gracia, o se alejará de ella, no determinado por nada ni nadie, pues Dios, que dio al hombre el regalo de la libertad, no se puede contradecir a sí mismo. Cada ser humano como hijo de Dios, por sus acciones decide su propio destino.

 

NEGOCIO VITUPERABLE

Cuando vemos alguna película de la Edad Media, nos quedamos sorprendidos cómo era posible que se creyera en brujas y hechiceros, artes adivinatorias y magia. En realidad, ahora sucede lo mismo, sólo que ahora los brujos actuales se hacen llamar “maestros”, ya no están vestidos de túnicas negras y gorros de pico, sino que ahora usan corbata. Ya no usan la escoba sino que se pasean en vehículo de motor. Ya no usan bolas de cristal sino los medios de comunicación como la televisión, la radio, el internet y las redes sociales. Ya no quieren el poder de un reino sino que cobran en pesos, y bastante caro. Se aprovechan de la angustia de la gente, a quienes son capaces hasta de engañar diciendo que hacen trabajos “garantizados”. Son capaces de hacer que las personas que acuden a ellos, se endroguen con cientos de miles de pesos con tal de tener remedio a sus enfermedades o males que los aquejan.

 

PROVOCAN CONFRONTAMIENTO

Si una persona acude a un brujo moderno, éste le pedirá su nombre y fecha de nacimiento; otros más, les pedirán una fotografía y en base a eso, desacreditarán a personas que les rodean diciendo que “alguien” le tiene mala voluntad, que es “una señora” de “tez morena” de “edad avanzada” quien le ha mandado hacer un “trabajo” y que la tiene “atada”. Todo mundo está rodeada de personas de estas características y estas adivinaciones llevan a pensar en la suegra, la vecina, la amiga, etc., a quienes luego se les señala de todos los males y les lleva al confrontamiento. Para liberarles de ese trabajo, les pedirán primero una cantidad económica, luego otra más fuerte y después una cantidad exorbitante que no podrán pagar. Algunos hasta les pedirán escrituras de la casa o los papeles del vehículo.

 

VERDADERAS PREDICCIONES

Nosotros podremos ver en la Sagrada Escritura, que existieron en su momento, los Profetas, que eran aquellos que predecían el futuro de acuerdo a un proyecto de salvación divina, y que sus predicciones se cumplían. Sin embargo, tales profecías no se decían a nombre propio ni por negocio, sino por disposición divina y distinguían muy bien cuando hablaban a nombre propio, y cuando lo hacían a nombre de Dios. La prueba de su autenticidad,  era el cumplimiento de sus profecías. No se descartan tampoco, los falsos profetas, como por ejemplo los profetas de Baal a quienes retó el profeta Elías para que demostraran que eran auténticos profetas, y éstos fallaron.

 

DIOS NO VIVE EN EL TIEMPO

El ser humano está limitado porque vive en el espacio y el tiempo; no así Dios quien vive en la eternidad. Él lo conoce todo, pero con el ingrediente de que conoce lo que el ser humano hará o dejará de hacer libremente. De ahí que Dios, puede comunicar lo que Él quiere. Así lo hizo con los profetas, y la máxima revelación, se hizo por su Hijo Jesucristo. Después de él ya no hay más revelaciones.

 

LA MAGIA O ADIVINACIÓN ACTUAL

La magia se puede seguir haciendo presente y algunas personas dirán que es “magia blanca” distinta de la “magia negra”; en realidad, todo tipo de magia, evocación de los muertos o adivinación, está influenciada por algo maligno que no corresponde a la naturaleza humana. Nuestras decisiones no están predeterminadas. Actuamos siempre con libertad; no somos juguetes de nadie.

 

QUÉ HACER SI HE CONSULTADO ADIVINOS

Si Usted ha caído en el error de consultar adivinos, mandar hacer “trabajos”, cree en los horóscopos, o practica o cree en la magia, es tiempo de hacer una sanación, pues no se obra conforme a la razón ni a su naturaleza. Se le da el lugar de Dios a otras cosas, creencias o personas que desfiguran la auténtica fe.

¿Qué hacer con las cenizas de un ser amado?

¿Qué hacer con las cenizas de un ser amado?

El misterio de la existencia ha sido desde siempre uno de los misterios que más aquejan la vida del hombre. Desde siempre, el final de dicha existencia, ha sido acompañada con una serie de ritos y costumbres de acuerdo a la cultura y la religión que se profesa.

En nuestro caso, como país, hemos sido formados en un sincretismo religioso y cultural que tiene sus inicios desde el llamado “Descubrimiento de América” a finales del siglo XV. Desde entonces, con la llegada del cristianismo y las raíces precolombinas, tenemos usos y costumbres en los ritos funerarios que forman parte de nuestra fisonomía como nación.

Sin embargo, a pesar de que hay bellas costumbres con una explicación ampliamente cultural como los altares de muerto, el cempasúchil, las calaveritas, la catrina, etc, hay otras acciones que en los últimos tiempos han venidos practicándose y que es necesario que nos detengamos un poco en atenderlas:

 

VELORIO

Esta costumbre, no existe en todos los pueblos. En el nuestro, es una costumbre que es imprescindible, ya que nuestra sensibilidad necesita tiempo de proceso para despedirse de los despojos mortales de nuestros seres queridos. Al haber perdido a un ser querido es un cúmulo de sentimientos que necesitan ponerse en orden. En un proceso de duelo, viene la resignación, el coraje, la tristeza, etc; que necesita tiempo para procesarlo, en compañía de los familiares y amigos que se reúnen para apoyarse y demostrar cercanía.

 

CREMAR LOS CUERPOS

Esta es una costumbre que antiguamente no se aceptaba en la Iglesia pues se consideraba que se verían en la imposibilidad de la resurrección del último día. Sin embargo, con la instrucción de la Iglesia, desde 1963, se aconsejaba la sepultura de los cuerpos, pero agregó que la cremación no es contraria a ninguna verdad natural o sobrenatural, por lo que desde entonces, gran número de personas eligen ser incinerados por razones de diversa índole.

 

NOVENARIO

Una vez que ha pasado el velorio, la gente se retira a sus casas y la familia permanece en la propia; pero aquí no termina todo, pues ahora viene el sentimiento de soledad. Es momento de encontrarse consigo mismos, aunque de una manera sabia, durante nueve días, amigos y familiares se reúnen en casa -normalmente por la noche- para rezar el rosario y despedir poco a poco al difunto dejándolo ir lentamente, abrazando y mostrando su cercanía con los deudos.

 

COMIDA EN CADA DÍA DEL NOVENARIO

Es común que durante esos días, la familia comparte un “refrigerio” con las personas que les acompañan. Para algunos, es un gasto innecesario y una práctica onerosa, pero también es una realidad que mucha gente se solidariza con ellos y les proporciona lo necesario o una ayuda para los gastos. Esta práctica obviamente pretende significar el compartir la misma vida, pues el alimento es vida. Así como se comparte la vida en un momento de gozo como una boda, un bautizo o un cumpleaños, así se comparte la vida en el dolor y la tristeza.

 

EL LEVANTAMIENTO DE LA CRUZ

Esta práctica se ha ido haciendo cada vez más común. Muchas personas lo piden, pero no saben su significado. Esta práctica es una mezcla de culturas prehispánicas que combinan la tierra, los pétalos de flores y el agua como en los tapetes de día de muertos. El último día del Novenario, se lleva a cabo este acto que ordinariamente lo reza algún laico y pretende simbolizar el acompañamiento que se hace al difunto hasta que llegue a la vida eterna, y se le impulsa con las oraciones en su honor. Se levanta del lugar donde por última vez estuvo su cuerpo y se le recomienda a la vida eterna.

 

QUÉ HACER CON LAS CENIZAS

Cuando ha pasado el día del velorio y novenario viene un momento de apaciguamiento del frenesí. La gente se va, y se quedan las cenizas. Lo que aconseja la Iglesia es que se depositen en un lugar sagrado: en la Iglesia o en el cementerio donde esperarán la resurrección del último día. Ordinariamente se llevan a misa y al terminar, se depositan ahí. Es el momento final y se continúa con la propia vida, no sin dolor, pero con esperanza en la vida eterna.

A pesar de todo, algunas personas deciden quedárselas en casa, pero esto no es aconsejable, puesto que después de la generación inmediata, las cenizas pueden pasar a ser un estorbo para quienes no conocieron de cerca al difunto y se pueden cometer acciones de irreverencia. Por eso, la Iglesia dispone que descansen en un lugar sagrado por la fe que profesamos y por salvaguardar la dignidad, puesto que los despojos mortales participan de la persona en su integridad y en su historia que debe ser respetada siempre. La voluntad de que las cenizas serán esparcidas en el mar, en la montaña o en el bosque o en cualquier otro lugar, expresa una disociación de la fe cristiana, pues ésta cree absolutamente que la persona sigue viviendo para la eternidad y que no queda anulada su existencia. Es por eso que la Iglesia, sabiamente, ha dispuesto un día para todos los difuntos -2 de noviembre- y los encomienda con sus oraciones a Dios, quien a nadie olvida.

Una costumbre más rara aún, es el disponer que las cenizas se dividan entre los hijos, que se conviertan en joyas o amuletos. Esto es totalmente el lado opuesto, pues aunque ya no son una persona, no se les puede tratar con irreverencia cosificante. No necesitamos llevar a todas partes lo que fue de nuestros nuestros seres queridos, para decir que los amamos. Ellos como hijos de Dios, esperan la manifestación gloriosa de los últimos tiempos y el lugar más adecuado en el que se asegura el respeto y la dignidad a perpetuidad, es en un lugar sagrado.

 

VESTIR LOS CUERPOS CON ATAVÍOS

La manera en que debe ir vestido el difunto, es lo que en su vida cristiana es significativo. Por ejemplo, a un obispo, sacerdote o diácono, se le viste con sus ornamentos, puesto que desempeñó un oficio en favor de la comunidad; a un ministro extraordinario de la Eucaristía, adorador nocturno o de alguna otra cofradía se le puede poner su distintivo, según lo que haya expresado en su fe y devoción. Alguien que no pertenecía a ningún movimiento apostólico, se le viste como de ordinario, con su ropa de civil y cristiano, con el crucifijo y el rosario entre sus manos, para expresar así, su fe y devoción a Dios y a la Santísima Virgen    María. Dado que la en esos últimos momentos se recomienda el alma, no es significativo vestirlos según sus aficiones deportivas o de otra índole, ya que eso no es significativo para la vida cristiana.

 

HOMENAJES

Es común ver que aquellas personas que ocuparon un lugar en la sociedad como por ejemplo en la política, la cultura, las artes, sean homenajeados en su lugar de trabajo o ámbito en el que se desempeñaron como el Congreso, el Palacio de Bellas Artes, en el estadio, etc. Cuando se trata de un homenaje civil respetuoso que exprese la dignidad y el aprecio de los fallecidos, es loable; pero cuando son prácticas rebasan el límite, no se aconseja, por ejemplo, el llevar el ataúd a una portería de fútbol para que rebote y entre el esférico, o montarlo en un caballo; llevarlo en un vehículo a toda velocidad, sacar el cadáver para despedirse de él, etc. Éstas aunque son prácticas más comunes en otros países y culturas, a veces se adoptan en nuestro país. Aunque de hecho se haga y no esté explícitamente determinado, no  es lo mejor.

 

EL CORAZÓN DE LOS DEUDOS

A pesar de que sabemos que nuestros seres queridos ya no están, los signos que hacemos en torno a sus despojos mortales, es para tranquilidad de nuestra propia conciencia y demostrar externamente que nunca los olvidaremos y que siempre los llevaremos en nuestro corazón. Sin embargo, los signos que realicemos que nunca confronten ni banalicen nuestra fe.

 

ORACIONES

Después de todos los rituales, con el paso de los días, los meses y los  años, el dolor va disminuyendo con mucho trabajo y resignación, pero lo que no debe de disminuir nunca son las oraciones de intercesión por nuestros fieles difuntos, pues el verdadero juez de nuestras intenciones es el tiempo. Recién fallecidos se hacen los mejores propósitos, y después, éstos se van desvaneciendo. Las flores naturales nos aprovechan a nosotros; las verdaderas flores espirituales que les aprovechan a ellos, son las intenciones de misa y nuestras oraciones personales.

¿qué debo hacer para alcanzar la vida eterna?

¿qué debo hacer para alcanzar la vida eterna?

El camino que Jesús recorre con sus discípulos hacia Jerusalén es el camino de la cruz, marcado por sus enseñanzas sobre el destino que le espera allá para cumplir el designio salvífico, la voluntad del Padre que Jesús asume absolutamente como el Hijo y el Siervo obediente y, en consecuencia, por la enseñanza sobre las exigencias del discipulado: “si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame” (Cfr. 8,34-38; 9,33-37; 10,35-45). Los discípulos no comprenden el significado de la enseñanza de Jesús y, como Marcos nos informa, “temían preguntarle” (ephobóunto autón eperōtēsai, Cfr. 9,32). Por el contrario, los fariseos han puesto a prueba a Jesús “preguntándole” sobre el divorcio, como escuchamos el domingo pasado (pharisáioi epērōtōn autón, Cfr. 10,2-16). Hoy escuchamos este episodio (10,17-30) en el que un hombre desconocido, rico, se acerca a Jesús con un interés urgente muy particular, para “preguntarle” (epērōta autón) sobre la conducta necesaria “para heredar la vida eterna” (hína zōēn aiōnion klēronomēsō). “En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó corriendo un hombre, se arrodilló ante él y le preguntó: «Maestro bueno, ¿qué debo hacer para alcanzar la vida eterna?» Jesús le contestó: «¿Por qué me llamas bueno? Nadie es bueno sino sólo Dios. Ya sabes los mandamientos: No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no levantarás falso testimonio, no cometerás fraudes, honrarás a tu padre y a tu madre»”. Quien se acerca corriendo a Jesús es simplemente “uno” (héis): un individuo cualquiera que se postra ante Jesús para indicar su necesidad (Cfr. 1,40), en este caso, de alguien que lo guíe con autoridad – necesita un maestro. Por este motivo, habiendo escuchado acerca de Jesús, “que enseña con autoridad” (Cfr. 1,22.27), lo llama “maestro bueno” (didáskale agathé). Jesús remite a la bondad divina el título que se le atribuye: “nadie es bueno sino sólo Dios” (Cfr. Sal 100,5; 106,1; 118,1; 136,1; 145,9). Dios ha creado todas las cosas que, por eso, reflejan la bondad y belleza del Señor, que las hizo (Cfr. Gn 1,4).

 

VIDA ETERNA

La pregunta que este hombre plantea a Jesús es una pregunta ética – tiene que ver con el comportamiento, con la conducta recta y buena – pero también es una pregunta religiosa, porque lo que este hombre busca, su objetivo, no es simplemente el reconocimiento de su integridad moral o la satisfacción del deber, sino la “vida eterna” (Cfr. Veritatis Splendor 12), que consiste en una relación íntima y particular con Dios a través de su enviado, Jesús, el único capaz de enseñar con autoridad el camino del bien (Cfr. Jn 17,3). Esta vida eterna no se alcanza por propia iniciativa, ni es fruto de la disciplina moral o la ascesis: es, ante todo, un don gratuito divino – por eso se “hereda” (klēronomēsō), término que remite al don de la Tierra Prometida, que Dios da en posesión perpetua a su pueblo Israel, para que ahí pueda vivir en libertad conociendo, amando y sirviendo a Dios en el cumplimiento de sus mandamientos. Teológicamente en el Deuteronomio se establece una relación muy estrecha entre la observancia de los mandamientos – el don de la Ley – y la Tierra Prometida (Cfr. 5,32-6,3.10-13): el olvido del Señor, la desobediencia de sus mandamientos, será castigado con el exilio (Cfr. 28,36.63-65). En esta lógica, Jesús responde en primer lugar remitiendo a los mandamientos que rigen la relación con el prójimo y que, en realidad, suponen y expresan la relación con Dios (Cfr. Ex 20,12-16; Dt 5,16-20), citando al final el IV mandamiento del Decálogo: “honra a tu padre y a tu madre” (tíma tón patéra sou kái tēn mētéra), el único mandamiento al que va unida una promesa de vida y felicidad en la tierra que el Señor le da a su pueblo (Ex 20,12; Dt 5,16; Cfr. CatIgCat 2196-2200). Enseguida escuchamos la respuesta del hombre a la enseñanza de Jesús y la nueva respuesta del Maestro: “Entonces él le contestó: «Maestro, todo eso lo he cumplido desde muy joven». Jesús lo miró con amor y le dijo: Sólo una cosa te falta: «Ve y vende lo que tienes, da el dinero a los pobres y así tendrás un tesoro en los cielos. Después, ven y sígueme». Pero al oír estas palabras, el hombre se entristeció y se fue apesadumbrado, porque tenía muchos bienes”.

 

LOS MANDAMIENTOS

Las palabras de este hombre suenan presuntuosas: ¿quién puede decir, cabalmente, que ha cumplido los mandamientos? Es más, afirma que todo eso lo ha cumplido “desde muy joven” (ek neótētós mou). La mirada de Jesús penetra en lo más profundo de este hombre, contemplando el profundo deseo de perfección que le inspira, porque “lo miró con amor” (emblépsas autōi ēgápēsen autón). Es un hombre generoso porque, a diferencia de sus discípulos, que han sido llamados por Jesús, éste se ha acercado espontáneamente a Él buscando su enseñanza. Enseguida, Jesús le abre la perspectiva del discipulado (kái déuro akolóuthei moi), el camino exigente que conduce al Reino: el camino de la “perfección” de la vida cristiana (Cfr. Mt 5,48; Lc 6,36). Jesús redirecciona la pregunta ética y religiosa hacia el Reino y el discipulado – es preciso desprenderse de todo lo que estorba para seguir a Jesús, como lo han hecho los discípulos en su vocación: “dejándolo todo lo siguieron” (Cfr. 1,18.20). A pesar de su búsqueda espontánea, Jesús ha descubierto con su profunda mirada el apego al que este hombre debería renunciar para poder seguir el camino del Reino: su riqueza (Cfr. Mt 6,19-21; Lc 12,33). Incapaz de tal desprendimiento, el hombre se va “apesadumbrado” (lypóumenos), con los bolsillos llenos, pero habiendo perdido la oportunidad de ser discípulo de Jesús. El Reino de Dios no es algo que se obtenga con los propios recursos – se entra en él por medio de la conversión y la fe, pasando por la “puerta estrecha”, la única que lleva a la vida (Cfr. Mt 7,13-14). La vida eterna y la entrada en el Reino no se ganan, pero es preciso decidir, elegir: dejar algo, aunque valioso, para ir en busca de algo mucho más valioso.

De este caso particular Jesús propone una enseñanza para sus discípulos acerca de los peligros de la riqueza. Ahora la mirada de Jesús se dirige a sus discípulos (periblepsámenos… légei tóis mathētáis autóu). “¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el Reino de Dios!” – Jesús señala la “dificultad” (dyskólōs), mas no la imposibilidad. La riqueza en sí misma no es un pecado, porque puede tener un origen honesto – el trabajo honrado, por ejemplo. El problema es el apego, como lo ha puesto en evidencia el caso del hombre rico que no pudo renunciar a sus bienes por el Reino de Dios. Los discípulos se sorprenden ante las palabras de Jesús – el texto litúrgico matiza la afirmación de Jesús explicitando una interpretación en este sentido: “¡qué difícil es para los que confían en las riquezas, entrar en el Reino de Dios!”. Jesús en realidad enfatiza el tema de la dificultad para entrar en el Reino, ampliando esta dificultad a todos, en una afirmación universal que abarca ricos y pobres y cualquier otra categoría sociológica: ¡para todos es difícil entrar en el Reino de Dios! El Reino pertenece a los pobres, a quienes sufren persecución por causa de la justicia (Cfr. Mt 5,1.10; Lc 6,20) y, en realidad, a cada una de las categorías enunciadas en las Bienaventuranzas, a quienes se hacen dóciles y obedientes, como los niños (Cfr. 10,14-15). Los discípulos captan la imagen hiperbólica con que Jesús expresa el centro de su enseñanza: la dificultad de entrar en la dinámica del Reino por la fe y la conversión, la dificultad del desprendimiento y el abandono en las manos del Padre en el seguimiento de Jesús pobre que exige pobreza a sus discípulos incluso al enviarlos a la misión (Cfr. 6,8-10) para que se vea claramente que el éxito de la misión no depende de los recursos humanos y materiales de que dispongan los enviados, sino de su confianza y su íntima unión con Jesús.

 

¿QUIÉN PUEDE SALVARSE?

Parece imposible que haya alguien dispuesto y capaz de tal renuncia, lo que hace a los discípulos exclamar: “Entonces, ¿quién puede salvarse?” (kái tís dýnatai sōthēnai?) – Sólo Dios, el único bueno y el único que puede señalar a los hombres el camino del bien, puede hacerlos capaces de tal generosidad y es también el único que salva: “Es imposible para los hombres, mas no para Dios. Para Dios todo es posible”. Todavía queda algo más por puntualizar: la llamada al seguimiento y el camino del discípulo no pueden entenderse en una dinámica del “do ut des” – “te doy para que me des”, como dice la antigua sentencia del Derecho Romano – sino en la dinámica de la gracia. No se trata de un intercambio ni una paga, como lo sugiere la pregunta de Pedro: “Entonces Pedro le dijo a Jesús: «Señor, ya ves que nosotros lo hemos dejado todo para seguirte». Jesús le respondió: «Yo les aseguro: Nadie que haya dejado casa, o hermanos o hermanas, o padre o madre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, dejará de recibir, en esta vida, el ciento por uno en casas, hermanos, hermanas, madres, hijos y tierras, junto con persecuciones, y en el otro mundo, la vida eterna»”. Pedro se ubica a sí mismo y a sus compañeros en el supuesto de la renuncia y la respuesta positiva a la llamada de Jesús – exactamente lo que el hombre rico no ha sido capaz de hacer. La respuesta de Jesús es una sentencia solemne – “Yo les aseguro” (amēn légō hymín): quienes hayan actuado así recibirán una recompensa generosa y desbordante, porque es el modo como Dios actúa con sus siervos. Dejarlo todo “por mí y por el Evangelio” (héneken emóu kái héneken tóu euangelíou) tendrá su recompensa “en esta vida” (nýn en tōi kairōi tóutōi) – una familia abundante, la Iglesia, y campos extensos, todo el mundo para evangelizar (Cfr. 16,15). Jesús deliberadamente añade “junto con persecuciones” (meta diōgmōn, Cfr. Mt 5,11-12): participar de la misión es una dicha, como lo será también sufrir persecución por causa de Cristo (Cfr. Hch 5,41) – sólo entonces los discípulos estarán en condiciones de recibir la “grande recompensa” (ho misthós hymōn polýs) “en el otro mundo, la vida eterna” (kái en tōi aiōni tōi erjoménōi zōēn aiōnion). La conclusión nos lleva nuevamente al tema de la “vida eterna”, a la que el hombre rico quería hacerse acreedor a través de una conducta determinada; no se consigue por el mérito propio, como si Dios le debiera algo a los hombres – como Pedro lo había entendido equivocadamente – ya que en realidad es un divino para quienes responden positivamente a la gracia de la vocación al discipulado, desprendiéndose de todo lo que estorbe su entrega confiada a la voluntad del Padre, siguiendo los pasos de Jesús.

¿México será pro abortista?

¿México será pro abortista?

Que los congresos estatales no pueden definir cada uno de los derechos humanos, porque violaría el principio universal establecido por el artículo 1 de la Carta Magna, fue lo que dijo la ministra Esquivel Mossa en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Esto se da en el marco de la controvertida discusión sobre la constitucionalidad de la protección a la vida del ser humano desde su concepción. Esto, sienta un precedente no sólo en nuestro país, sino en América Latina, dado que México es uno de los países más poblados en esta zona, y con mayor número de cristianos, quienes, se supone, en razón de doctrina, están a favor de la vida.

 

¿Qué es lo que aquí sucede? Cualquiera podría pensar que, por el hecho de ser católicos (o cristianos), todos piensan igual, y que todos saludan con la misma bandera. La triste realidad es que esto no es así. La pluralidad nos ha alcanzado no sólo en materia religiosa, sino que aún en una misma religión, muchos, piensan distinto. ¿Qué quiero decir con esto? Que si hacemos un censo sobre la religión que profesan quienes son los protagonistas en este asunto, nos llevaremos una gran sorpresa, así como si se realiza sobre las personas activistas en favor del aborto. Muchos de ellos son creyentes o profesan alguna religión cristiana, pues casi el 90 % del país profesa alguna religión (INEGI 2020). Entonces, ¿Por qué si la gran mayoría de la población profesa una religión que está a favor de la vida, la agenda abortista ha ganado tanto terreno?

 

PENSEMOS

 

1.No todos piensan igual. En la actualidad, aunque la gran mayoría profesa una religión, no profesan la misma doctrina. Kant, decía “¡sapere aude!” (atrévete a pensar) y en estos tiempos, es lo que la sociedad actual está haciendo. Está pensando. Bien o mal, pero está pensando. Ya no estamos en tiempos antiguos, en donde los demás pensaban por los ciudadanos, y todo se regulaba con normas y decretos. La gran mayoría de las personas eran iletradas, y no tenían argumentos para exigir sus derechos; era más bien en razón de la sensibilidad, que del intelecto. ¿Por qué siendo la gran mayoría cristianos, no logramos ponernos de acuerdo? Porque aunque siendo cristianos, cada quien tiene su propio pensamiento. Muchísimos coinciden con la doctrina cristiana, otro no.

  1. Ya no preocupan las condenas. Antiguamente, se podía condenar a alguien desde este mundo a las penas del infierno, sentenciarle a la excomunión, u otras puniciones y era una verdadera tragedia. Esto tocaba hasta reyes y magistrados. Ahora, para muchos, esto les tiene sin cuidado, pues dado que no son sentencias punitivas temporales, para muchos, creyentes o no, les da igual; su conciencia, por más que sorprenda, no les remuerde.
  1. El ser es, el no ser, no es. El Estado, a través de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, no tiene la facultad para determinar cuándo comienza la vida ni quién es persona. Esto, es única y exclusivamente competencia de la naturaleza. Las cosas son lo que son, y no son, lo que no son. Un principio filosófico reza: “el ser es, el no ser no es, no existe término medio” Es decir, no porque la SCJN diga: “este es persona” o “esto no es persona” por eso va a ser o dejar de ser. Eso, aplica a tenor del derecho positivo, no a tenor de la naturaleza quien tiene su propia ley natural.
  1. El Estado, no obliga a abortar, pero sí concede el “derecho”. Me explico: Si la SCJN determina que el aborto es legal, no quiere decir que es una obligación de todas las mujeres practicarse el aborto, sino que el Estado no perseguirá a aquellas que lo procuren. Entonces, aquí tenemos dos elementos: uno, queda a la formación de cada quien, no tener que acudir a la necesidad de abortar, con una formación sexual responsable; y dos, el criminalizar a la mujer que aborta, no es la solución; si no hay formación de conciencia responsable, no habrá poder que impida los embarazos no deseados.

 

TENGAMOS CONCIENCIA

  1. Formación de la conciencia. Aunque la Constitución proteja el aborto, si hay formación integral de la conciencia en la vida sexual, no habrá necesidad de recurrir a la protección del Estado para abortar, pues sería un artículo oneroso. Un país bien formado y bien consciente de su compromiso y responsabilidad ética, no tendría que recurrir a normas regulatorias cuando su conciencia no le permite una transgresión de la ley natural.

 

  1. Diálogo se sordos. Ni ellos (pro abortistas) nos van a convencer a nosotros (pro vida), ni nosotros a ellos. En realidad, es un diálogo de sordos. Nosotros decimos que tenemos la razón y que tenemos los suficientes argumentos ya expuestos en la Corte en el 2007, con sustento jurídico, filosófico, científico, sociológico, psicológico, etc., y que no quisieron escuchar. Ellos tienen sus propios argumentos que dicen que son muy válidos, y que para nosotros no tienen ninguna validez, puesto que decimos que en contra de la vida, no hay argumento que valga.
  1. Objeción de conciencia. La resolución a favor del aborto no es lo peor, sino lo que se viene: la objeción de conciencia. Esto es, obligar a trabajadores del Estado a practicar obligatoriamente el aborto a quien lo solicite, en contra de lo que le dicte su propia conciencia. Ese sí va a ser un gran problema, y un verdadero dolor de cabeza. Pues si nosotros creemos que la conciencia es el sagrario del hombre en donde se manifiesta la voz de Dios, y que nadie puede vulnerar – ni el Estado- no estaríamos en condiciones de tener que realizarlo. Pero si el Estado lo legisla, y obliga a sus ciudadanos a hacer algo que no quieren, en razón de conciencia, entonces creo que sí será un verdadero caos y tal vez hasta confrontamientos lamentables. Si el Estado legisla a favor de la práctica del aborto hasta en las mismas conciencias, estaremos al borde del precipicio. Y lo peor serán las consecuencias: despidos, discriminación, represalias…. Veamos qué dice la Corte.
  1. La SCJN en estos temas no siempre es imparcial. Tiene la presión de poderosos colectivos y de organismos internacionales. Además, es de todos sabido que los ministros de la Corte son propuestos por los presidentes en turno, y avalados por los legisladores de acuerdo a los intereses de partido, o según las ideologías. Obviamente, esto hace pensar que no siempre legislan movidos por el verdadero espíritu de la ley, sino por la conveniencia imperante. Estoy seguros que ni siquiera la Comisión Nacional de los Derechos Humanos se va a pronunciar, ¿A quién le dan pan que llore? Todo tiene su precio.

 

DERECHOS DE LA MUJER

  1. Los derechos de la mujer. Esos, nadie los discute. La mujer tiene derechos, y éstos deben ser respetados. Pero ante todo, deben -ella y él- llevar proyecto de vida, no una vida de inmediatez. Todos debemos de hacernos cargo de nuestras acciones y actuar con responsabilidad. No esperemos siempre que el Estado asuma nuestra falta de responsabilidad. Hay honrosas excepciones, eso sí.
  1. Responsabilidad del Estado. Hasta cierto punto, el Estado tiene también cierta responsabilidad que esto se salga de control, pues promueve un despertar demasiado temprano en la sexualidad, quiere quitar el derecho a la educación de la misma a los padres de familia, reparte preservativos en lugar de aumentar la calidad de la educación integral. Promueve, y luego se lamenta. No hay equilibrio.

 

Estos puntos de vista, son muy personales y creo que son expresados con verdad y responsabilidad. No es cuestión de una sola persona o institución. Es responsabilidad de todos. 

No al Alzheimer social

Nos estamos acercando cada día más al esperado y temido a la vez, 6 de junio, día de las elecciones, en las que se decide, en gran medida, el destino de nuestro país, por los siguientes tres años.

 

Hay varios temas que debemos de tener en cuenta, y que en razón de espacio, no los tratamos exhaustivamente, pero que sí mencionaremos para que nuestro voto sea más razonado y meditado, y al momento de acudir a las urnas, salgamos completamente satisfechos y con una conciencia tranquila.

 

  • El Presidente Constitucional, convocó a un Pacto por la Democracia en el que, tanto él como algunos gobernadores, se comprometieron a garantizar unas elecciones libres, limpias y garantizar la voluntad popular. Esto, se fue orientando no sólo al día de la elección sino también dejar de usar los programas sociales para atraer votos a los partidos a los cuales pertenecen, así como no hacer de los tiempos oficiales como gobernantes, una propaganda electoral. Sin embargo, hemos visto que desde el ejecutivo, y en algunos estados, se han enfrascado en acusaciones mutuas por las famosas tarjetas de canje por productos básicos a cambio de facilitar la credencial de elector y tener votos cautivos. En esto, están involucrados varios partidos y proliferan las denuncias ante las respectivas autoridades electorales. No es de sorprender, pues como decimos, es el “pan de cada día” en tiempos electorales.

 

  • El forcejeo institucional, está fuerte y tenso, pues desde el Ejecutivo y su partido, se está presionando al Instituto Nacional Electoral para que sea neutral pues según aquéllos, el INE es una árbitro que ha tomado parte, por lo que estarán promoviendo la desaparición de este instituto supuestamente por corrupto y coludido con la mafia del poder. Esto se agravó aún más por el retiro definitivo de las candidaturas a Félix Salgado Macedonio y Raúl Morón. Este tema de la desaparición de INE, es uno de los más preocupantes, pues al parecer, en lugar de ir hacia adelante, vamos para atrás, pues se quiere armar de las atribuciones del INE a la Secretaría de Gobernación, que depende directamente del Poder Ejecutivo. Perderíamos la autonomía de un órgano que ha ido ganando poco a poco la confianza de los electores. No se nos olvide que en el llamado fraude del 88, existió la llamada “caída del sistema” en el que antes de su “caída” iba ganando la oposición, y al regresar el sistema, milagrosamente cambiaron las cosas y ganó el partido en el poder. De la presidencia dependía la Secretaría de Gobernación, encargada de las elecciones, através de la Comisión Federal Electoral. ¿Regresar al pasado¿ ¡Aguas¡

 

HERODES A PILATO

 

  • El pleito llevado y traído de “Herodes a Pilato” entre el Congreso de la Unión como el Congreso Local del Etado de Tamaulipas por el desafuero del Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca que se fue hasta la solicitud de controversia constitucional y aunque éste fue desfavorable como solicitud, la Suprema Corte le dio la razón al Congreso Local quien tiene la facultad de quitar o no, el fuero al gobernador, por lo que, por lo pronto, es un round perdido  por el partido en el poder, pero aún está la acusación de parte de la Unidad de Inteligencia Financiera contra el gobernador, por lavado de dinero, delincuencia organizada y fraude fiscal… Se ha perdido una batalla, pero no la guerra.

 

  • Está aún pendiente, porque no se resuelve ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación la inconstitucionalidad o no, de la solicitud de extensión de período el Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación Arturo Zaldívar, que se ha visto como silencio cómplice de lo que a todas luces es inconstitucional, pues el que calla, otorga, mientras que éste le ha echado la bolita a sus compañeros jueces.

 

  • Ante el pretendido Padrón Nacional de usuarios de telefonía celular que, ha sido objeto de discusiones y debates, así como de amparos y análisis, pues atenta contra el derecho a la comunicación y a la privacidad y resguardo de datos personales, el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI), presentó una acción de inconstitucionalidad ante la SCJN por los que se ganó una espantosa “x” de parte del presidente quien amagó que alistaría Reforma para que también desaparezca como organismo autónomo. ¡Tómala¡

 

  • Se ha llevado ya, el debate entre candidatos sobre todo, a lo que respecta a nuestro Estado de Guanajuato, a presidentes municipales. Obviamente se han abordado temas muy interesantes y se han expuesto las principales propuestas de gobierno. Éstas, han estado centradas principalmente en los siguientes puntos: a) seguridad, que es el más socorrido tanto para propuesta de gobierno como de ataque a los partidos que están en el gobierno, puesto que nuestro Estado está catalogado como uno de los más inseguros y presa del crimen organizado; b) la prevención del delito con programas de asistencia social, cultura, educación y deporte; c) combate a la pobreza y al desempleo; d) política de inclusión de género; e) política de la administración pública, rendición de cuentas y transparencia. Recordemos, no sólo son palabras, debemos estar con “un ojo al gato, y otro al garabato”.

 

  • La tragedia del desplome de un tramo de la línea 12 del metro en la Ciudad de México donde están involucrados personajes de la Administración pública pasada y presente y se han enfrascado en acusaciones mutuas, pero que nadie ha asumido ni reconocido la propia responsabilidad, así como tampoco hemos tenido ni una sola renuncia, mientras que las consecuencias en los deudos de los fallecidos o en los heridos, no se han hecho esperar, pues se han interpuesto demandas contra las autoridades por la negligencia. Al parecer, esto va para largo. Mientras unos se lavan las manos y y otros quieren quemar en la hoguera a algún chivo expiatorio, las familias perjudicadas, lloran de dolor e impotencia por la tragedia. Los partidos quieren que se haga justicia, pero sólo “en los bueyes de mi compadre”.

 

Es necesario que no olvidemos el pasado y su desenlace, pues a veces, cometemos  el error de no darle continuidad desde el inicio hasta el final. El Alzheimer social, nos puede llevar al olvido de lo que somos, recordemos que sobre los cimientos o sus ruinas, se tiene que construir el presente. La historia es maestra de la vida, y para elegir bien, tenemos que voltear a ver hacia atrás, ser analíticos, reflexivos, firmes, cautos, recuerde que “más vale prevenir, que lamentar”.